Consejos para reemplazar el azúcar refinado por miel y lucir 10 años más joven

Consejos para reemplazar el azúcar refinado por miel y lucir 10 años más joven

¿Espejito, espejito, ¿quién es la más bonita?

Puede que haya oído que el tabaquismo y la exposición excesiva al sol harán que envejezca más rápido que una ciruela seca. Si bien esto es cierto, hay otras cosas que también pueden tener el mismo efecto, y que usted está pasando por alto.

AZÚCAR … la temida palabra de seis letras puede hacer más que hacerla subir de peso, puede drenar años de su vida. El azúcar es el enemigo, así que hay que dominarla. Además de ser ocho veces más adictiva que la cocaína, también tiene los siguientes efectos:

  • Suprime el sistema inmune.
  • Eleva niveles de azúcar en la sangre.
  • Interrumpe equilibrio mineral.
  • Interrumpe la digestión.
  • Provoca caries.
  • Contribuye a la obesidad.
  • Puede causar enfermedades del corazón.
  • Puede causar alergias a los alimentos.
  • Puede causar depresión.
  • Aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer

¿Cómo te hace envejecer el azúcar?

Durante un proceso natural conocido como “glicación,” el azúcar en la sangre se une a las proteínas para crear moléculas dañinas llamadas productos de la glicación avanzada (AGE). Cuanto más azúcar consume, más AGE produce.

Estos compuestos desagradables dañan las proteínas circundantes incluyendo el colágeno y la elastina que ayudan a mantener la piel firme y elástica. Una vez que se daña, el colágeno y la elastina se vuelven muy secos y quebradizos, y provoca a flaccidez y arrugas. Este impacto se puede ver a partir de los 35 años y puede empeorar muy rápidamente, según un estudio publicado en el British Journal of Dermatology.

AGE interrumpe el sistema natural de  enzimas antioxidantes  del cuerpo que ayuda a proteger la piel del daño solar. Un estudio publicado en la revista Clinics in Dermatology encontró que cuando el  nivel de azúcar en los tejidos está elevado, el daño causado por la luz ultravioleta en la piel se acelera.

Usted ve, el azúcar refinado no tiene nada de bueno – nada que proporcione energía útil para la curación a largo plazo o el bienestar. El azúcar es una sustancia altamente adictiva, que causa estragos en el cuerpo y debe ser evitado a toda costa.

Entonces, ¿Qué tiene de bueno la miel?

La miel cruda se ha utilizado durante siglos para tratar un sinnúmero de dolencias. El propio Hipócrates escribió sobre el “oro líquido” y sus efectos medicinales.

Los seres humanos se han enamorado de la miel durante miles de años. De hecho, un dibujo en una piedra de 8000 años de edad, que se encuentra en España, representa a un recolector de miel robando una colmena silvestre. Se ha encontrado miel enterrada con faraones en Egipto, y después de miles de años todavía era comestible.

La miel fue el remedio curativo más popular del Antiguo Egipto, y fue mencionado más de 500 veces en 900 remedios.

Los antiguos egipcios, asirios, chinos, romanos y griegos utilizaban la miel para tratar heridas y para sanar las dolencias del intestino. Una receta real para curar heridas data del 2600 y 2200 antes de Cristo y era  una mezcla de grasa, miel, y la pelusa o fibra. Incluso los médicos antiguos reconocieron el valor terapéutico de elemento natural.

El legado de Cleopatra

Cuando se trata de la belleza, se puede aprender mucho de Cleopatra, la reina egipcia que muchos consideran como una de las mujeres más bellas de la historia. Por suerte, sus secretos de belleza están documentados, por lo que que las mujeres de todo el mundo pueden probarlos  y crear esa misma belleza seductora que la convirtió en leyenda.

Al igual que sus baños  de leche y miel, Cleopatra utilizó una combinación de crema y miel para nutrir y rehidratar la piel. Pruebe usted mismo mezclando 2 cucharadas de crema orgánica con 1 cucharada de miel. Aplíquelo en la cara y, después deje que repose durante unos 10 minutos, enjuague con agua tibia.

La ciencia dice al respecto…

Hay pilas de investigación científica y  estudios clínicos relacionados con las propiedades medicinales de la miel. Una simple búsqueda en PubMed utilizando los términos “miel” ,arroja más 7.000 artículos científicos que se remontan al año 1884.

La miel es un verdadero regalo natural con propiedades curativas, y es rica en las siguientes propiedades medicinales:

Propiedad higroscópica: En su estado natural, la miel tiene un contenido muy bajo de agua, pero absorbe la humedad cuando se expone al aire. Esta propiedad higroscópica hace que la miel sea altamente beneficiosa para la piel seca por lo que le permite retener mejor la humedad. También ayuda a acelerar el tiempo de curación de las heridas.

Propiedad antibacteriana: Un componente especialmente vital en la miel, la glucosa oxidasa, es una enzima que produce peróxido de hidrógeno. La investigación indica que esta es una de las principales razones por la que la miel parece tener un alto poder antibacteriano y capacidades de curación de heridas. La producción de peróxido de hidrógeno es sólo una de las maneras más notables que la miel tiene para ayudar a matar las bacterias y curar heridas.

Propiedad antioxidante: Aunque la miel más oscura generalmente contiene más poder antioxidante que la miel de color claro, ambas siguen siendo una rica fuente de antioxidantes. Estos a  van a trabajar contra los radicales libres y estimular el crecimiento del tejido. Esto, a su vez, ayuda a acelerar la curación del tejido dañado y también ayuda a que la piel parezca más joven y radiante.

¿Cuál es la diferencia entre la miel y el azúcar de mesa refinada?

Los dos tienen gusto dulce, ¿no? ¿Así que no tienen el mismo efecto en mi cuerpo? Esta es una pregunta común … muchas personas no entienden que hay diferencias significativas en la forma en que el cuerpo responde a la miel y al azúcar de mesa. Aunque ambos contienen tanto  glucosa como fructosa, existen diferencias químicas en la forma en que estos azúcares se unen entre sí.

Cuando el azúcar de mesa se extrae de la caña de azúcar (o azúcar de remolacha) y luego se procesa, las proteínas, los elementos del nitrógeno, y las enzimas que se encuentran en la caña son destruidas.

Por el contrario, la miel es un endulzante natural que sólo se procesa mínimamente, y se carga con propiedades antioxidantes y antimicrobianas.

El azúcar de mesa (sacarosa) se compone de dos moléculas de azúcar (fructosa y glucosa) unidas entre sí. Antes de poder utilizarla como fuente de la energía, hay que descomponerla usando una enzima que separará estas moléculas. Cuando las abejas producen miel, ellas suministran la enzima necesaria por lo que no tenemos que usar nuestra propia energía para romper los enlaces. ¡Qué maravilloso regalo no da la naturaleza!

El azúcar de mesa, a diferencia de la miel, carece de cualquier tipo de vitaminas o minerales. Es por esto que se suelen referir a ella como una fuente de “calorías vacías”. De hecho, las calorías del azúcar de mesa son incluso peores que vacías … son peligrosas. Cuando consumimos azúcar de mesa en las cantidades de consumo habituales de hoy en día, vemos una clara evidencia de un mayor riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Gramo por gramo, la miel es más dulce que el azúcar. Esto nos permite utilizar menos miel que el azúcar de mesa para lograr el mismo nivel de dulzor. Aunque una cucharada de azúcar contiene 46 calorías y una cucharada de miel tiene 64, puede utilizar mucho menos miel que el azúcar debido a su dulzura innata e intensa.

Desintoxíquese de lo artificial

Deje de comer azúcar, y usted puede decir, ¿cómo puedo hacer eso? Si realmente tiene una obsesión con el  azúcar, no va a ser  fácil de lograr. Sin embargo, es necesario hacerlo si desea evitar padecer un sinfín de problemas de salud en el futuro. Aquí hay cinco consejos para ayudarle a terminar su relación amorosa sórdida con el azúcar:

Sepa cuáles son sus factores desencadenantes. Todos tenemos razón que te hace  ir directo para el azúcar. Entre ellos se podrían incluir el estrés, el hambre, aburrimiento, etc. Mantenga un registro  de los  alimentos que consume y anote cuándo tiene deseo de comer  azúcar.

Coma alimentos con alto valor nutritivo. Llene su cuerpo con alimentos integrales, ricos en grasas saludables y frutas y verduras orgánicas. Un cuerpo bien alimentado anhela menos azúcar que uno que privado de nutrientes.

Comience el día con un sabroso desayuno. Un abundante desayuno que contenga grasas saturadas saludables le ayudará a mantener los antojos de azúcar a raya. Elija un omelet o un plato de avena con mantequilla de verdad, o crema en lugar de cereal seco o un bagel (alimentos integrales con azúcares complejos, básicamente).

No coma azúcar por cinco días. Comprometerse a vivir sin azúcar durante cinco días, por lo menos. Lea las etiquetas cuidadosamente; muchos alimentos están cargados de azúcar. Aunque no será algo fácil, su cuerpo te lo agradecerá.

No utilice edulcorantes artificiales Muchas personas se equivocan al pensar que los edulcorantes artificiales les ayudarán a poner fin a su consumo de azúcar. De hecho, esto hace que sea más difícil dejar de consumir azúcar. Así que le instamos  a comer alimentos cargados de azúcar solamente. Si usted necesita endulzar algo, utilice cristales de coco, stevia cruda o miel cruda (con moderación).

Si usted debe comer algo dulce, pruebe nuestras deliciosas alternativas de refrescos sin azúcar. Ellos lo mantendrán satisfecho sin comprometer su salud.

Deje de comer azúcar hoy y reemplácela con una cantidad moderada de miel cruda.  Pronto notará una diferencia asombrosa en el aspecto de su piel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies