El cigarrillo electrónico podría no ser del todo saludable. ¿Sabes por qué?

El cigarrillo electrónico

Dejar de fumar no es nada fácil, por lo que toda ayuda nunca está demás. Sin embargo, una de sus más famosos alternativas, el cigarrillo electrónico, podría no ser una solución tan saludable, tal como estamos acostumbrados a creer. Algunos estudios revelaron que tiene elementos nocivos, que aunque están en menor cantidad, pueden seguir dañando y creando dependencia.

El cigarrillo electrónico fue creado por el farmacéutico chino Hon-Lik, en el año 2004 y desde entonces se ha convertido en una alternativa un tanto costosa, pero que suena mejor que fumar los cigarrillos tradicionales. La pena es que al parecer, no está comprobado que ayude a dejar este vicio tan común.

¿Cuál es su problema entonces?

El inconveniente que se ha detectado en este tipo de dispositivo, se confirmó cuando se estudió las emisiones de los cigarrillos electrónicos. Al contrario de lo que se piensa no se trata meramente de agua de vapor.

Estos dispositivos tienen una batería, un vaporizador, un cartucho de nicotina reemplazable y la correspondiente boquilla. Pero cuando se lo utiliza, este emite además otros elementos como glicerol, propilenglicol y nicotina. Los extractos de hierbas y vegetales están en una cantidad mucho menor.

Pueden provocar daños a nivel de citotoxicidad y también constituyen un problema para las personas que no los están fumando, pero que aspiran el humo de estos cigarrillos. En conclusión, provoca el mismo problema a los fumadores pasivos de siempre.cigarrillos electrónicos

Una fuerte campaña de marketing

Como todo producto que se quiere imponer en el mercado, los cigarrillos electrónicos tienen una fuerte campaña de marketing. Y quienes las originan son las mismas compañías tabacaleras, lo cual es sospechoso.

Se esfuerzan en difundir su efectividad, seguridad y naturalidad. Como consecuencia se están volviendo bastante populares entre adolescentes en Estados Unidos. También se alude a la popularidad de las estrellas de Hollywood, afirmando que estas los usan para cuidar su salud.

En definitiva, se emplean las tácticas de siempre para sacar provecho de un producto del que no hay demasiadas certezas. Además, los modelos actuales han cambiado respecto al original, por lo que no se puede saber que tan lejos han ido con estas. Es un llamado de atención ante tanta difusión.

Son menos tóxicos

Lo que sí se puede afirmar, es que son menos tóxicos que los cigarrillos comunes. Pero no se puede decir que no tienen consecuencias en el metabolismo, ya que está claro que no son inocuos en su constitución.

Si alguien está dispuesto a dejar este hábito tan pernicioso, es posible que pueda ser una alternativa. Pero hay que emplearlos con el fin de desprenderse totalmente de esta adicción. Se debe consultar al médico para combinar con otras terapias válidas como el reemplazo de nicotina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies