La testosterona función en la pubertad

Por mucho tiempo se decía que la testosterona estaba solo relacionada a la sexualidad y fertilidad el hombre. Esto es un hecho, pero esta hormona guarda relación con muchas cosas más que simplemente mantener un alto libido en los hombres. Una importante testosterona función está relacionada al crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales del niño y su pubertad.

 

¿Ya conocías la testosterona?

Seguro que sí, pero no está de más repasar este tema. Es una hormona sexual masculina que está presente en casi todos los mamíferos. Por lo general, esta hormona es producida por los machos en los testículos y las hembras la producen en los ovarios, a su vez, esta hormona la pueden producir en cantidades más inferiores en las glándulas suprarrenales.

Entonces, la principal testosterona función se basa en desarrollar los órganos sexuales del niño, para que así pueda pasar a una etapa activa de su función reproductiva y sexual. Sin embargo, esto pasa por varias etapas, las cuales serán descritas a continuación:

La testosterona función en la pubertad:

La pubertad comienza en el varón cerca de los 11 años, sin embargo, es normal que esto empiece también a los 9 años de edad, así como también puede ser completamente normal que comience a los 15 años.

El primer cambio que puede observar el niño, y, que es cuando se da cuenta de que empezó la pubertad, es cuando puede notar que sus testículos comienzan a aumentar de tamaño.

Existen unas hormonas llamadas gonadotropinas, estás propician el crecimiento del tamaño de los testículos y a su vez, producen la testo ultra, esto provoca también que maduren las células que permiten la reproducción del hombre, los espermatozoides.

Luego del crecimiento de los testículos, empieza a aparecer un vello rizado y oscuro en la zona del pubis, que va extendiéndose a otras partes del cuerpo como la cara, el tórax, las axilas y extremidades.

Al cabo de un tiempo, el pene comienza a aumentar de grosor y tamaño, por lo general, esto comienza a suceder a los 11 años y concluye cerca de los 16 años de edad.

La voz comienza a ser más gruesa, ocurre el conocido estirón, donde el niño empieza a crecer a un ritmo muy acelerado, sin embargo, esto puede tardar un poco en los varones. También aumenta la masa muscular y la fuerza del niño, la longitud de sus extremidades, incluso, esto puede suceder tan rápido, que es probable que el niño sea incapaz de controlar algunos movimientos y parezca ser un poco torpe.

Pero, ¿sólo afecta el crecimiento del niño?

No, también su carácter, el niño empieza a ser flojo, se vuelve más distraído, de carácter rebelde y narcisista. Al igual que un animal joven, busca hacer alarde de su virilidad haciéndose parecer más hombre que los demás, y en este momento, el impulso sexual es muy fuerte, sintiéndose preparado para comparar su fuerza con sus semejantes.

A su vez, el desarrollo genital sigue sucediendo y las erecciones son cada vez más frecuentes, incluso pueden haber eyaculaciones durante la noche. Al final del crecimiento, los testículos podrán medir entre 5 y 6 cm de diámetro y el pene entre 11 y 16 cm cuando está erecto.

En conclusión, como verás la una testosterona función muy importante está estrechamente relacionada no solo con la función sexual del niño, sino con todo su desarrollo. Tiene la capacidad de propiciar cambios en el físico del niño en cuanto a tamaño, la aparición de vello, el crecimiento de sus órganos sexuales, así como también modifica su comportamiento, haciéndolo más rebelde y distraído, incluso más temerario e imprudente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies