¡Lávate las Manos! Los 7 Virus y Bacterias Más Aterradores del Mundo

A diario convivimos con miles de virus y bacterias, se encuentran en todos lados. Por suerte nuestros anticuerpos o las vacunas que nos dan desde pequeños, ayudan a que nuestro sistema inmunológico funcione. Pero no es un sistema infalible y hay virus y bacterias que logran colarse y si no se tratan pueden ser letales. De ahí que nuestras mamás insistan tanto en la importancia de lavarnos bien las manos y todos esos consejos que nos cuesta seguir. Aquí va una lista aterradora de los virus más letales. No podrás creer que estemos rodeados de ellos. El virus del ébola, del que tanto se habla en los últimos tiempos está en la lista. Su porcentaje de mortalidad es de un 40 a un 90% dependiendo de cuando y cómo se trate. Hay varios tipos de ébola y si te ataca, todo depende de la calidad del servicio de asistencia que te trate. Pero si no tienes el tratamiento adecuado, tendrás una muerte espantosa. El virus tiene origen en África y se diferencia de otros virus en que se puede transmitir fácilmente con cualquier tipo de contacto con un enfermo.

 

El ántrax es un virus muy peligroso, tanto que fue utilizado en ataques terroristas. En 1979 militares soviéticos que experimentaban con la enfermedad, sufrieron una fuga y el virus mató a 96 personas. Es el arma principal de una guerra biológica. Hay varios tipos de ántrax  pero la variedad más letal es el carbunco pulmonar, que se transmite con tan solo respirar aire infectado por esporas. Es más peligroso que el ébola. Es una enfermedad que ataca la piel y el tejido de los órganos. Se originó por la maldad del hombre, ni más ni menos.

El VIH es un virus temido, aunque los avances tecnológicos han permitido dominarlo, sobre todo en los países occidentales. Los medicamentos han permitido que se trate como una enfermedad crónica, aunque es un virus que ha matado a millones de personas. El gran problema para frenarlo es la ignorancia. El virus es prolífico donde está la gente que no sabe cómo se transmite. Un hombre, llamado el paciente de Berlín, logró curarse.

La lepra es una de las enfermedades peor tratadas a lo largo de la historia. Quienes la padecían eran segregados en islas para evitar que contagiaran al resto. Morían lejos de sus familias, viviendo el horror de sus compañeros, que sufrían un intenso deterioro y se encontraban con una muerte demasiado temprana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies