¿Tiene hambre todo el tiempo? Lea las posibles causas

“El hambre es la necesidad fisiológica de incluir calorías, agua y  sal; y  esta necesidad está impulsada por una combinación de factores, incluyendo su dieta, las hormonas del apetito, y los factores emocionales, como el estrés”, dice Maggie Luna, RD, nutricionista y propietario de Everyday Healthy Eating (Alimentación cotidiana saludable ).

Las posibles causas de un constante apetito:

hambre

Dejando de lado el embarazo, tener hambre constantemente suele ser un indicio de problemas físicos y mentales. A continuación figuran la posibles causas:

1. Falta de sueño

La falta de sueño puede provocar un aumento en  los niveles de la hormona grelina que provoca hambre. La fatiga también hace que su cuerpo sea más propenso a consumir carbohidratos y los alimentos ricos en calorías en busca de una fuente de energía.

“Descansar poco puede provocar el aumento de los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito, así como disminución de los niveles de leptina, una hormona que causa la sensación de saciedad”, explica Alissa Rumsey, RD, portavoz de la American Academy of Nutrition and Dietetics (Academia Americana de Nutrición y Dietética).

2. Exceso de carbohidratos llenos de almidón

“Los carbohidratos simples, del tipo que se encuentra en  el azúcar, alimentos de harina blanca, como pasteles, galletas y galletas aumentan rápidamente los niveles de glucosa en sangre para luego provocar un descenso.”, dice Luna. “Esa disminución de azúcar en sangre provoca  más los deseos de comer más carbohidratos azucarados, y así el ciclo continúa.”

3. Deshidratación

La deshidratación hace que su cuerpo se sienta sin energías y lento. Esto provoca de forma natural que el cuerpo busque fuentes de energía. Así que, puede experimentar  hambre, a pesar de que la sed es el verdadero problema. Si bebe un gran vaso de agua cuando comienza a tener apetito y luego espera por varios minutos antes de comer algo, es posible que se dé cuenta de que estaba sediento, no hambriento.

“Para prevenir la deshidratación,  aumente la ingesta de líquidos al máximo, comenzando con un vaso de agua a primera hora de la mañana”, aconseja Rumsey. “Si tiene hambre, y no ha bebido mucho ese día, trate de tomar un vaso de agua y espere 15 a 20 minutos para ver si desaparece.”

4. Bajos niveles de proteínas

Si bien puede sonar extraño, comer una buena porción de  alimentos con grasas saludables y proteínas, hace que no tenga hambre.  La cantidad diaria de proteínas  recomendada para mujeres es de entre 19 y 70 gramos por día; para los hombres es 56.

“La proteína no solo permanece en el estómago y genera una sensación de saciedad, también se ha demostrado que reprime las ganas de comer”, dice Rumsey.

Not to mention, heart-healthy unsaturated fat is also good for your brain. Excellent sources are avocados, nuts, and oils.

Y no hay que olvidarse de que las grasas no saturadas y buenas para el corazón también hacen bien a su cerebro. La fuentes de estas grasas son el aguacate, nueces y aceite.

5. Estres

Si volvemos a los primeros tiempos de la evolución humana, encontraremos que la respuesta natural al estrés era llenarse de alimentos. Cuando usted está estresado, el cuerpo libera más hormonas como el cortisol y la adrenalina. Estas hormonas le dicen al cuerpo que busque fuentes alimentos con  energía. El estrés desencadena antojo de dulces y alimentos grasos, en especial.

6. Saltear comidas

Las personas que están a dieta suelen ser culpables de cometer esta práctica. ¿ Usted cree que ingerir menos calorías por saltarse las comidas le ayudará a perder peso? ¡Se equivoca! Sucede todo lo contrario, hacer esto  es contraproducente y  hace  que coma en exceso entre comidas. Cuando el estómago está vacío por mucho tiempo, provoca un aumento de la grelina, la que, a su vez,  aumenta el apetito. “La grelina también le informa al tracto gastrointestinal está por entrar comida. Sus niveles de grelina están descontrolados, al igual que sus ansias de comer “, explica Rumsey.

Así que la próxima vez que tenga hambre todo el tiempo, piense qué puede estar provocándolo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies