¡Tú Puedes con Ellas! Como Curar Las Várices Con Remedios Caseros

Cuando las mujeres superamos determinada edad y determinado peso, o tenemos que pasar mucho tiempo de pie por nuestro trabajo, enfrentamos un nuevo enemigo, las várices. Son uno de los problemas circulatorios más comunes, afecta principalmente a las mujeres aunque muchos hombres también las padecen. Son dilataciones de las venas que evitan una correcta circulación de la sangre, lo que produce bultos que se ven a simple vista. Aunque sus orígenes se deben al mal funcionamiento del sistema circulatorio, existen sin embargo diversas causas que las pueden desencadenar, al igual que soluciones. A continuación te presentamos los mejores remedios para tratar las várices. Debes tener en cuenta que las causas más comunes de las várices son la obesidad, el sedentarismo o la falta de movilidad, estar mucho tiempo de pie, el uso de anticonceptivos, antecedentes familiares, tabaquismo, hipertensión, colesterol alto o problemas de trombosis. Es muy importante prestar atención a las primeras manifestaciones de este padecimiento, ya que de lo contrario pueden surgir complicaciones muy graves. Existen diversas recomendaciones que evitan su aparición. Pero en caso de tenerlas, a continuación te presentamos algunos remedios muy efectivos para tratar las várices. Contrario a lo que mucha gente piensa, estos pueden ser de gran ayuda, sobre todo si se realizan de manera adecuada.

Cuando hablamos de remedios caseros para las várices hay muchas personas que no creen en su eficacia y subestiman su poder. Sin embargo, está comprobado científicamente que la naturaleza cuenta con una gran variedad de elementos muy útiles para dar solución a varios problemas del cuerpo humano, entre ellos las várices.

El vinagre de manzana es muy efectivo contra las várices. Su aplicación es muy sencilla. Solo se debe mojar un paño o trapo limpio con un poco de vinagre de manzana, para posteriormente colocarlo directamente en las várices. Se debe de dejar el paño ahí durante algunos minutos. O bien, también es posible dar ligeros masajes con un movimiento que vaya de abajo hacia arriba. Como dato importante no se debe de hacer presión sobre las zonas afectadas. Debes hacer estos masajes por 30′ y enjuagarte con agua fría.

Debes sumar ajo a tu diera. Este es uno de los productos de origen natural que tiene grandes beneficios para combatir las várices. Ayuda a desinflamar las várices y mejorar la circulación. Los expertos recomiendan consumirlo en tu dieta diaria, o aplicar una pomada hecha con dientes de ajo machacados y un poco de alcohol. Este remedio se debe de aplicar cuatro veces a la semana en las zonas afectadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies